OPA Astrology Store LogoEclipses: Cómo las Crisis Nos Cambian

​Por April Elliot Kent

Alguna vez a las 3 am un amigo angustiado (y probablemente un poco embriagado) lloriqueó: “¡Todo el mundo habla sobre el cambio, pero nadie hace nada al respecto!” Los astrólogos hablamos mucho sobre el cambio, y esperamos sinceramente ayudar a nuestros clientes a hacer algo al respecto, pero los cambios reales rara vez surgen sin una crisis (o quizás luego de un poco de jarabe de arce).

Se siente al mundo como si hubiera estado en caída libre durante años. Luego de las épicas cuadraturas de Urano / Plutón, y ahora con Saturno, Plutón y el Nodo Sur de la Luna que convergen en Capricornio, todo ello nos ha dejado agitados, asustados y con un dolor real; en otras palabras, listos para el cambio.

Nuestro desafío es aflojar nuestro control sobre el mito de esa estoica autosuficiencia simbolizada por el Nodo Sur de Saturno y Plutón en Capricornio, y en cambio buscar las alternativas de bondad, amabilidad e inclusión del Nodo Norte en Cáncer.

Los eclipses de este mes de julio en Cáncer y Capricornio marcan un punto de inflexión en este viaje, y al conectar los puntos con eclipses anteriores cerca de estos mismos grados podemos ayudar a nuestros clientes a identificar patrones desgastados y avanzar en una dirección más positiva y nutritiva.

EL CICLO DE LA CRISIS DE SANACIÓN

El pasado es preludio del futuro. Si bien podemos adivinar la influencia de un eclipse en una carta basándonos en la naturaleza esencial de los eclipses (crisis y cambio), en sus signos y su ubicación por Casa y Aspectos en una carta natal, también podemos ser más específicos si sabemos qué eclipses similares nos pueden haber visitado en el pasado. Como todos los otros tránsitos, los eclipses tienen ciclos predecibles. Uno de ellos, es el ciclo de Saros, se desarrolla durante cientos de años y produce eclipses solares con aproximadamente las mismas características cada 18 años. Otro, es el ciclo Metónico, que produce eclipses con intervalos de 19 años, en el mismo grado del mismo signo. Esto significa que una mujer que tiene un eclipse solar en conjunción a su Venus natal, a la edad de 19 años, casi con seguridad experimentará otro eclipse a la edad de 38 años. Por supuesto, alguien de 38 años es (con suerte) muy diferente al de 19 años. Con diferentes experiencias de vida, tránsitos y progresiones. ¿Debiese esperarse otra relación personal que fue un “desastre” por segunda vez? No necesariamente, pero es probable que haya una crisis en las relaciones, un punto de inflexión en cómo se experimenta a sí misma dentro de las relaciones. Eso suena aterrador, pero una crisis no siempre es algo malo. Una crisis puede definirse simplemente como un momento de verdad, una encrucijada, un momento decisivo en el que la narrativa de una vida cambia de curso. ¡Una boda, el nacimiento de un niño o ganar la lotería son todos posiblemente momentos de crisis!

LOS SIGNOS. LA CRISIS COLECTIVA

Los eclipses solares ocurren cada seis meses, cayendo en un par de signos opuestos durante aproximadamente un año y medio a la vez. Mientras lo hacen, el simbolismo de esos signos describe dónde está en crisis una cultura. El último ciclo de eclipses en Cáncer y Capricornio comenzó en julio de 2009, apenas unos meses después de que Plutón ingresara en Capricornio y el mundo se viera sumido en una recesión económica. Muchos de nosotros estábamos preocupados por los temores relacionados con los asuntos de Cáncer y Capricornio; ¿Tendremos techos sobre nuestras cabezas, suficiente comida para comer, trabajos? ¿Hasta qué punto se desplomarán nuestras cuentas de jubilación antes de que dejen de sangrar como una hemorragia? Si bien no quiero minimizar los serios desafíos y consecuencias de ese tiempo, también hubo un lado positivo. Y fue cuando vimos hacerse añicos los viejos acuerdos de la sociedad tales como hacer una larga carrera con un solo empleador y obtener una jubilación segura, volvimos a recordar lo importante que es cuidarse unos a otros y nutrir las conexiones del corazón que brindan la verdadera seguridad. Hoy, la economía parece un poco más estable y el lobo que está en la puerta parece un poco menos hambriento. Pero todavía hay un enorme anhelo de seguridad y tranquilidad. Y a medida que los eclipses de este año bailan con Saturno y Plutón en tránsito, nuestras preocupaciones por la estabilidad y la seguridad son tan agudas como siempre.

CASAS: DONDE EL CAMBIO ESTÁ SUCEDIENDO:

Los eclipses caen en signos opuestos, por lo mismo también impactan a las casas opuestas en tu carta, y nos muestran dónde la crisis colectiva puede estar afectándonos personalmente.

Los eclipses caerán en el mismo eje de casas (del eclipse anterior) cada nueve años, esto, por tanto, afectará a su vez a un par de casas durante uno o dos años (según el sistema de la casa utilizado).

La 1ª y 7ª casa. Las relaciones experimentan cambios críticos, que comienzan, finalizan o se renegocian, para corregir los desequilibrios entre las necesidades de un individuo y las necesidades de sus socios más cercanos.

Las casas 12 y 6: la crisis se presenta especialmente en relación con la salud y el empleo, ya que abordamos la necesidad de equilibrar el trabajo arduo con el autocuidado y un sentido de propósito espiritual.

Las casas 11 y 5: la crisis está relacionada con la amistad, las afiliaciones grupales, los niños o la autoexpresión, ya que buscamos equilibrar la supremacía del individuo con las necesidades de la sociedad.

Las casas 10 y 4: este es un ciclo crítico para la reubicación, el cambio de carrera y los problemas con la familia y los padres, ya que nos esforzamos por lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida.

Las casas 9 y 3 – Crisis surge alrededor de hermanos y vecinos, maestros, Educación, viajes, leyes, credenciales o asuntos religiosos, ya que reconocemos la necesidad de adquirir más habilidades y mejorar nuestra comprensión del mundo.

Las casas 8 y 2: pueden ser ciclos de transición financiera, con crisis en torno a las ganancias, la propiedad, la deuda o el apoyo de otros. La influencia de la octava casa, también puede recordarnos pérdidas y nuestra propia mortalidad.

ECLIPSES QUE SE RELACIONAN CON LOS PLANETAS NATALES

Los eclipses tienden a sentirse en forma aguda cuando forman aspectos cercanos a los planetas en la carta natal. Debido a que los eclipses simbolizan un cambio crítico, tiendo a usar solo los aspectos más importantes y tensos (conjunción, cuadratura u oposición) con un orbe de 4 grados.

Eclipse con respecto al Sol natal: cada uno de nosotros nace para ser el héroe de nuestra propia historia de vida; pero a menudo, la timidez o la falsa modestia nos persuade para no entregarnos a ese papel. Cuando los eclipses hacen aspecto a su Sol natal, entonces habrá una mayor visibilidad y se le pedirá que se haga cargo de su vida de una nueva manera.

Los Eclipses en aspecto a su Luna natal: desde el momento en que nos arrancaron del vientre de la madre buscamos recuperar la seguridad que allí conocimos. Cuando los eclipses están en aspecto a la Luna natal la seguridad se ve desafiada, a menudo con un cambio en el ambiente, ya sea en el trabajo o en el hogar, la gente va y viene.

Eclipses en aspecto a Mercurio: cuando los eclipses están en aspecto al Mercurio natal (el regente planetario de los nombres), prepárese para un cambio en las formas en las que se referirá usted a usted mismo. Tal vez podría tomar un nuevo cargo en el trabajo; Este también es un eclipse común para los nuevos padres primerizos, los que se convierten en “mamá” o “papá”.

Eclipses en aspecto a Venus: ¡Si cada uno de nosotros estuviera dotado de una confianza perfecta, buenas relaciones, abundante autoestima y montones de dinero! Los aspectos del Eclipse sobre Venus traen cambios en las relaciones y el estado financiero.

Los Eclipses sobre Marte: Marte es como un perro guardián entrenado para que lo protege a usted y a su hogar, defiende su reputación y lo ayuda a obtener las cosas que desea. Los aspectos que hagan los eclipses sobre Marte pueden exigirle que luche por usted mismo y también puede indicarle cambios en la madurez sexual o su actividad al respecto.

Los aspectos de los eclipses sobre Júpiter: con Júpiter, estará ansioso por arriesgarse, sentir la emoción de estar completamente vivo. Estos pueden ser momentos en los que exageremos con puro optimismo; pero también son momentos en los que hay saltos en la vida y ésta comienza a moverse en una nueva dirección.

Los aspectos de los eclipses sobre Saturno: cuando el eclipse hace aspecto a Saturno, puede sentirse agotado y desanimado. Probablemente, ya es mayor en su vida o está jugando con reglas obsoletas. Pero nunca llegará a ningún lado culpando a otros por sus problemas. Independientemente de cómo fue que se lograron las cosas de esa manera, ¿qué va a hacer para mejorar su vida?

Cuando eclipsa a Urano, puede sentirse como un inadaptado, y eso puede doler. Reconocer quiénes son (y no son) sus amigos. El desafío con estos eclipses es buscar una tribu que le permita ser usted mismo.

Los Eclipses que hacen aspecto sobre Neptuno: estos eclipses lo obligan a examinar sus puntos ciegos, cuestionar su fe y cuestionar lo que antes pensaba era indiscutible. Si se ha estado engañando a si mismo, estos eclipses pueden hacer un llamado a la acción.

Eclipses en aspecto a Plutón: En cada uno de nosotros, hay un lado oscuro. Hay sentimientos que no son dignos de nosotros: rabia, celos, miedo, codicia. Cuando los eclipses hacen aspecto a Plutón, nos encontramos con ese ser oscuro y a otros que lo encarnan, lidiando con el poder y la necesidad de control. Cambiamos nuestros patrones, y ellos nos cambian a nosotros. Para parafrasear a mi amigo alegre, todos hablan sobre el cambio, pero pocos de nosotros realmente lo aceptamos. Pero cada diecinueve años, un eclipse cae aproximadamente en el mismo lugar en el zodíaco y en nuestras cartas natales (y aproximadamente 9.5 años después, otro eclipse lo desencadena por oposición), y el cambio es justamente inevitable.

Estos ciclos trazan un territorio planetario familiar, como las marcas que dejan en unas pocas canciones las pistas tocadas una y otra vez en un álbum. Podemos sentir que estamos enfrentando a los mismos demonios y cometiendo los mismos errores una y otra vez, especialmente con los eclipses de este verano, que traen a Saturno y Plutón con ellos. Pero el ciclo repetitivo de eclipses significa que tenemos más de una oportunidad para cambiar: adquirir sabiduría y acceder a la energía potencial detrás de las configuraciones más desafiantes en nuestras cartas de nacimiento. Donde caen los eclipses en la carta natal, hay una nueva oportunidad para romper un viejo ciclo. Mirando años anteriores cuando los eclipses estuvieron en los mismos puntos de nuestras cartas, nos ayudará a comprender más de las diversas tramas que conforman nuestras historias de vida. Nos ayuda a reconocer los patrones más profundos de nuestra carta natal, para que nos dejemos fortalecer por ellos y cambiar.

 

April Elliott Kent ha practicado la astrología profesionalmente desde 1990. Es autora de tres libros, una profesora popular y miembro de OPA, ISAR, NCGR y AFAN. Es miembro del Comité de Dirección de AFAN y como presidenta de la Sociedad Astrológica de San Diego. Abril se graduó de la Universidad Estatal de San Diego con honores en Comunicación. Ella vive en el vecindario Normal Heights de San Diego con su sufriente esposo y exigentes gatos. Su sitio web es www.bigskyastrology.com.

$