OPA Astrology Store LogoLa Astrología de los Planetas Enanos,
Una Revolución Consciente

Por Alan Clay
Traducción Alice Thomas

​NUESTRO ATAREADO SISTEMA SOLAR

Brevemente describo aquí el nuevo sistema solar. En términos astrológicos lo podemos dibujar en siete regiones principales:

Primero, están los pequeños planetas rocosos, como la Tierra, junto a los planetas personales de Mercurio, Venus y Marte. La siguiente región, es el cinturón de asteroides que incluye a Juno, Vesta y Pallas, que están vinculadas con Ceres, el primero de los nuevos planetas enanos. Estos cuerpos nos hablan de las energías más femeninas, de la asociación, de la integridad personal, de la creatividad y de la nutrición. Luego tenemos a los cuatro gigantes gaseosos, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Los dos primeros son los más sociales, entre los planetas personales, visibles a simple vista, y los dos siguientes son los más sociales entre los planetas espirituales.

Entre Saturno y Plutón hay una serie de cuerpos que cruzan las órbitas llamados: Los Centauros, que hacen de mediadores entre las energías cada vez más impersonales de los planetas y nuestra vida personal. El más conocido entre ellos es Quirón.

Más allá de Neptuno se encuentra Plutón, el primer planeta del cinturón de Kuiper, pero hay un par de planetas enanos nuevos: Orcus e Ixión, que tienen órbitas similares a Plutón. Estas órbitas tienen una fuerte inclinación respecto del resto de las órbitas del sistema solar, por lo que se les llama Plutinos. Los otros planetas que son nuevos en el cinturón de Kuiper son: Eris, Varuna, Quaoar, MakeMake y Haumea. Y finalmente, más allá del Cinturón de Kuiper, en la séptima región del nuevo sistema solar, está la Nube de Oort, donde se encuentra Sedna. Este es el primero de los planetas que los científicos creen será una nueva clase de planetas, los llamados: Sednoids. Todos ellos con órbitas enormes y altamente elípticas.

LO INTERNO Y LO MÁS EXTERNO.

Ceres antes de ser promovida a la categoría de planeta enano era considerada un asteroide y muchos de nosotros la hemos estudiado de ese modo por años, siendo una buena vía para poder entender mejor a los demás planetas enanos. En la mitología Ceres era diosa de la abundancia y de la agricultura, pero al perder a su hija Perséfone ante el dios del inframundo se vio obligada a vagar por el mundo haciendo caso omiso a los cultivos, provocando devastación y hambre. Por lo que este planeta está vinculado a escases como también a la abundancia y muestra también qué tanto nos permitimos fluir.

Lynn Hays, ubica a Ceres como: “la octava superior de la Luna, lo que significa que la seguridad emocional de la Luna transmuta hacia el sostén y nutrición espiritual y hacia la búsqueda de un lugar que de sentido a nuestro paso por la tierra”

(https://www.efrelight.net.com/columnists/astrologicalmusings/2007/05/the-astrological-symbolism-of.html)

Es muy similar a Sedna, solo que esta última opera dentro de una escala mucho más vasta, por lo que podemos pensar que Sedna es la octava superior de Ceres. Con Ceres la seguridad espiritual se transmuta hacia la alimentación del ámbito transpersonal, es decir al de nuestra espiritualidad y también hacia el encuentro de un lugar que nos permita habitar dentro del ciclo evolutivo propio de Sedna.

SEDNA

El legendario astrólogo humanista Dane Rudhyar, en su libro: ‘El Sol También Es Una Estrella, La Dimensión Galáctica De La Astrología’ (Aurora Press, 1975), postuló que había tres niveles de consciencia diferentes, en los que cada uno de los planetas externos podían incidir dependiendo de la evolución de nuestra conciencia. La gran mayoría de nosotros estamos en el nivel inconsciente y es probable que Sedna genere en este nivel desafíos que terminan siendo destructivos.

Una buena parte de la energía espiritual que abarca a todo el planeta se mantiene inconsciente y podemos hacernos conscientes de ello, sólo cuando esta energía prácticamente colisiona con nuestra realidad. La finalidad es corregir algún desequilibrio en nuestras vidas provocando una crisis, enfermedad o vulneración. Opera como las franjas de la carretera que guían o permiten retomar el rumbo original. En este caso es retomar el destino del alma. Todos comenzamos la vida de manera inconsciente y tenemos que desarrollar nuestra conciencia a medida que crecemos, por lo que todos experimentamos ese nivel básico de Sedna.

En el nivel inconsciente las palabras clave son: Victimización; Enfermedad Persistencia; Alienación; Alimentar El Resentimiento; Una Presión Insoportable; Estar Atrapados en Arenas Movedizas; El Punto Ciego Personal, Trauma Implacable es decir el Sufrimiento en el área de la vida que está asociada a la casa en que esté ubicado Sedna.

En el nivel intermedio de consciencia nos cansamos de la densidad y del dolor generado anteriormente y comenzamos un viaje espiritual para salir de aquel pantano. Esta es la clave para trabajar con Sedna, aquello que nos impulsa a seguir un camino espiritual o a continuar en el que estábamos.

Cuando nos golpea una crisis trascendente, estas experiencias nos obligan a entregarnos y elevarnos por encima de la situación, lo que también resulta en un enorme crecimiento hacia un nuevo nivel de conciencia. No hay opción con estas crisis y cuánto más intentemos resolverlas más daño nos haremos. En el nivel intermedio las palabras clave son: Aceptación Radical de los desafíos de nuestras vidas; Reconocimiento de lo mal que puede estar la situación y comenzar por ahí; Mantener Nuestro Corazón Abierto, incluso cuando estamos en el infierno; Nutrir Nuestro Sentido Del Humor; Cantar a la vida tocando nuestro tambor; la Trascendencia del Destino.

En esta coyuntura de la evolución humana, pocas personas usan sus planetas dentro del nivel espiritual (o tercer nivel de consciencia). En este nivel se supera la lucha descrita en el nivel inicial, así como las crisis trascendentales del nivel intermedio. En el nivel espiritual las palabras clave son: Destino espiritual, Reforzar la Abundancia, Permitir el Amor y la Armonía y la Conciencia Transpersonal. Algunos pueden sentir que esto se parece a Neptuno, porque Neptuno nos abre hacia la dimensión espiritual, pero éste es nebuloso, soñador o visionario; Sedna en cambio -al menos en mi perspectiva-, es el destino espiritual y su influencia nunca es nebulosa, más bien siempre es rigurosa, una misión espiritual práctica que heredamos del destino de nuestra alma a lo largo de muchas vidas.

LOS PLUTINOS

Si Ceres nos da una vía para comprender a Sedna entonces Plutón es quien nos da una vía para acceder a otros dos nuevos planetas enanos: Ixión y Orco, que orbitan cerca de Plutón y tienen órbitas inclinadas similares, así que pasan la mitad de su tiempo en el mundo subterráneo y la otra mitad fuera de éste. Estos tres cuerpos son lo que llamamos Plutinos.

PLUTÓN

Plutón es en realidad un planeta binario. Una de sus lunas: Caronte, es la mitad del tamaño de Plutón y ambos giran uno al lado del otro. Su centro de rotación está ubicado en el espacio que hay entre ambos. Si pensamos en esta energía giratoria que a su vez corta el plano de la eclíptica de todos los demás planetas, entonces es fácil entender el poder que tiene Plutón.

Plutón nos da la pista de por qué los planetas enanos pueden ser tan poderosos. No es por su tamaño sino por su acción. La mayoría de nosotros conocemos muy bien a Plutón, por lo que no me extenderé en su interpretación aquí, excepto para decir que muchos astrólogos no han aceptado su etiqueta de enano, porque nada cambió, en términos de su poder o su influencia, por esa “degradación”. Sin embargo, debemos entender que no fue una degradación, sino una promoción hacia una nueva categoría que no es menos poderosa si su cuerpo es más pequeño. Mercurio no es menos que Júpiter, el tamaño aquí es insustancial en lo que respecta a su influencia, es más importante definir la naturaleza de la energía y cómo ésta funciona.

IXIÓN

Ixión en la mitología fue el padre de los Centauros y no era un tipo particularmente agradable. En el mito no muestra moral, ni ética alguna. Está criminalmente loco, en una escala inimaginable, lo que podríamos llamar un sociópata. Entonces, el rasgo astrológico predominante de Ixión sería la absoluta anarquía. No está sometido a las reglas y hace lo que quiere, cuando quiere. Este Plutino, representa nuestros temores más profundos respecto de quiénes y qué podemos ser realmente y de lo que podemos ser capaces de hacer. Ixión, no tiene sentido del bien o del mal, carece de límites y desperdicia su segunda oportunidad, pero indudablemente tiene una alegría de vivir y una inventiva que lo llevan más allá. En nuestra carta, Ixión, puede representar la fuerza que necesitamos para tomar al tigre por la cola y generar un cambio, con la certeza de que es necesario romper algunos huevos para hacer la tortilla.

Los aspectos de Ixión (en nuestra carta), pueden darnos la fuerza para dar curso a nuestra pasión espiritual, que es lo que necesitamos para seguir un camino espiritual personal en este mundo, un camino que probablemente comience por aceptarnos y perdonarnos.

ORCUS

Orcus, era un dios del inframundo, un vengador de juramentos y promesas rotas, a menudo representado con la boca abierta. Se decía que arrastraba a la fuerza hacia el inframundo a los que rompían su palabra, encarcelándolos.

Nick Anthony Fiorenza sugiere que: “Orcus, trabaja con el tema de la exploración y el descubrimiento de un nuevo plano o mapa que nos conduce a una nueva imagen. Orcus, va más allá de aquellos conceptos de la mente que se basan meramente en la conveniencia de nuestro consenso colectivo, para lograr tener una comprensión más profunda de la vida”. (Https://www.lunarplanner.com/asteroids-dwarfplanets/Orcus-Pluto.html)

En El sitio de Zane Stein: (https: //www.zanestein.com/keywords.html#Orcus)

sugiere palabras claves como: “Exigir independencia intelectual y desafiar el pensamiento establecido, por lo que puede haber una sensación de persecución intelectual”, sin embargo, en el nivel inconsciente este Plutino también habla de “mentes ciegas y sus consecuencias”. (Ibid)

Orcus representa la búsqueda de la verdad en sí misma, traspasando los límites, para descubrir lo qué hay fuera de ellos y luego sacar a la luz estas verdades y comunicarlas.

EN EL CAMINO ESPIRITUAL

Todos los enanos trans-neptunianos se refieren a un camino espiritual y como una manera de entender estas nuevas energías en nuestras vidas podemos ver a Haumea, Quaoar y Varuna como si tuvieran algo en común, dada su profunda perspectiva espiritual.

Plutón nos da la pista de que los planetas enanos son poderosos, no por su tamaño, sino por su acción.

Orcus representa la búsqueda de la verdad en sí misma, yendo más allá de los límites para descubrir qué hay más allá de ellos y luego hablar y sacar a la luz estas verdades.

HAUMEA

Haumea lleva el nombre de una diosa de la creación de la polinesia. Ella representa un enfoque a través del cual se puede acceder y experimentar el nacimiento o el renacimiento espiritual. Linda Lee Berry sugiere: “Ella abre puertas dentro de nosotros. Su energía está viva en el espíritu y en contacto con la magia del ser”. (https://www.astrologicaldepth.com/NTNInfo/Haumea.htm)

Ella siempre está buscando respuestas espirituales, por lo que puede indicar conciencia mística y riqueza espiritual. Nos trae la percepción de la divinidad de los seres humanos y la unidad de la existencia. Y las palabras clave de Francesco Schiavinotto, en el sitio de Zane Stein sugiere: “Ella siempre está buscando respuestas espirituales, por lo que puede indicar la conciencia mística y la riqueza espiritual y aportándonos el poder de ver la divinidad en los seres humanos y la unidad en la existencia. Puede tener un idealismo profundo, una creencia apasionada en su función humanizadora y social también a través del arte o del sentido de libertad, como uno de los principios más altos “. (https://www.zanestein.com/keywords.html#Haumea)

En el momento de su descubrimiento estaba en 13 grados de Libra y su símbolo Sabiano correspondiente es: “Niños haciendo pompas de jabón”. en su libro sobre Los símbolos Sabianos, Marc Edmond Jones (Aurora Press, 1953), interpreta esto como: “La palabra clave es encantamiento. Cuando esto es positivo, su grado es de una simplicidad consistente con el carácter que permite a cualquier persona mantenerse en contacto con el toque de magia trascendental del ser, y cuando es negativo, se traduce en un ensueño constante y ocio”.

QUAOAR El nombre, Quaoar, proviene de la creación de la mitología de los habitantes de Tongva, los habitantes indígenas de lo que hoy es el área de Los Ángeles, California. En su mitología, Quaoar, es la gran fuerza de la creación, canta y baila a los dioses para que puedan existir, por lo que representa la nueva realidad creada en ese proceso. Richard Brown nos dice que “Quaoar representa el proceso metafísico en el que la forma material se crea a partir del caos. Nos insta a cuestionar, construir, aclarar y revelar, y nos da el potencial para tomar el caos cósmico y ponerlo en forma, creando así una nueva realidad. En lo positivo trae creatividad, inspiración y una perspectiva de futuro. Y cuando se coloca de forma negativa, puede mostrar dónde y cómo nuestros egos pueden desbaratar el caos y estancarnos en una telenovela “. (https://www.richardbrown.com/astrology/NewPlanets/qmyth.shtml)

En mi trabajo inicial con Quaoar, he notado que el tema del canto y la danza a menudo aparece literalmente en la vida de las personas cuando el planeta es prominente en la carta, mostrando una pasión por la canción y el baile.

VARUNA

Eric Francis, explica que “Varuna se llama así por una deidad creadora suprema védica, que fue luego rebajada por quienes reinaron posteriormente, al Señor de las Aguas. Él es el dios de los océanos y se muestra como un hombre de complexión clara que monta un pez monstruo llamado Makara, que tiene la cabeza y las piernas de un antílope. Puede tener dos o cuatro manos. En una de sus manos derecha lleva una soga “. (https://www.planetwaves.net/smallworlds/contents/planets/varuna.html)

Varuna trata sobre las cuestiones de la ganancia y pérdida de la reputación y el problema de la inmortalidad a través de la fama. Juan Revilla aparece en el sitio de Angel Eowyn diciendo que Varuna es “algo que está literalmente detrás de todo”. Y continúa explicando que su “energía parece más cercana a lo que consideramos como Dios, la entidad cósmica omnisciente que existe silenciosamente, detrás de la conciencia y de los eventos “. (https://astro.angeleowyn.eu/index.php/planets/asteroids/varuna)

En la carta indica a mi juicio nuestra nobleza, el lugar donde abrazamos nuestro destino espiritual con el liderazgo suficiente como para impactar en los demás y capturar la atención pública.

LOS ESTRESORES ESPIRITUALES

Los dos últimos planetas enanos que mencionaré aquí son Makemake y Eris, dos embaucadores espirituales similares a los locos de la tradición sufí.

MAKEMAKE

Mitológicamente, Makemake lleva el nombre del Dios Creador de la gente de la Isla de Pascua. Nació de un cráneo flotante que fue arrastrado de un templo hacia el mar y él creó a los primeros humanos amontonando un poco de tierra de la que formó tres machos y una hembra. Era el dios de la fertilidad y el dios principal del culto al hombre pájaro, que fue la que siguió a la era de las famosas cabezas de piedra (Moai). Trajo bandadas de aves marinas migratorias a la isla y fue responsable de la fertilidad de las plantas y aves de corral.

Descubrí que Makemake es un embaucador divino, lo que experimentamos dependiendo de su posición en la carta. Y las palabras claves que se describen en el sitio de Zane Stein sugieren lo siguiente: “una capacidad para traer a foco o concentrarnos, lo que permite desarrollar un talento extremo en esa área donde se encuentre; puede surgir un enfoque devocional sin embargo, puede ser a costa de descuidar otras áreas” https://www.zanestein.com/keywords.html#Makemake

Los aspectos estresantes pueden resaltar un lado más negativo, que Philip Sedgwick describe mediante el uso de palabras clave como: “ser imprudente y egoísta, ser verbalmente manipulador, participar en conversaciones desviando los hechos, y volar para evitar las consecuencias, u ocultarse como un recurso, en vez de enfrentar. Sin embargo, cree que Makemake también puede hacernos “articulados, comunicativos y seguros de sí mismos, especialmente en lo verbal. Su energía es inteligente e interesada en invocar inspiraciones y comprensiones”. (https://www.philipsedgwick.com/Centaur_NTN/KuiperKeywords.htm)

ERIS

Y finalmente Eris, la diosa de la discordia, que en la mitología fue la que comenzó la famosa guerra de Troya gatillada por el juicio de Paris. La diosa Hera, Atenea y Afrodita fueron invitadas junto a otras deidades del olimpo a una boda, pero Eris fue rechazada por su tendencia a crear conflictos. Ella por lo mismo arrojó a la fiesta la Manzana de la Discordia, una manzana dorada en que estaba inscrita la frase: “Para la más bella”, provocando en las diosas una discusión sobre quién sería la verdadera destinataria.

Nick Anthony Fiorenza nos dice que “Eris provoca cambios al alterar nuestras limitadas y anticuadas estructuras de la conciencia, abriéndonos para ver más allá de los límites finitos de nuestra percepción actual, más allá de los límites que nos asignamos a nosotros mismos, despertando y desafiando en el proceso y catalizando cambios significativos en nuestras vidas”. (https://www.lunarplanner.com/~ lunarpla/Disclosure/index.html) Necesitamos discordia para crecer. El cambio sólo se produce cuando hay opuestos en los puntos de vista. Eris realmente no causa problemas, solo ilumina la necesidad del cambio, despertando nuestras reacciones naturales, para que seamos capaces de ver hasta dónde podemos llegar.

PLANETAS ENANOS Y EL CAMBIO SOCIAL

Abrazar las energías de los planetas enanos en nuestras vidas implicará una revolución de la conciencia y en mi libro ‘La Conciencia De Sedna, El Camino Del Destino Del Alma’, he sugerido que nos encontramos en un verdadero desafío de trascendencia, de vida o muerte, durante los próximos cincuenta años. Sedna se aproximará a su punto más cercano a la Tierra en el año 2076 en el signo de Cáncer, una posibilidad es que el cambio climático golpee dejándonos en blanco, o bien, podamos ser lo suficientemente conscientes como para poder evitarlo.

Eris tiene un papel muy importante que desempeñar aquí para liberar estas restricciones, creando discordia y catalizando puntos de vista opuestos y revelando a los fanáticos y fundamentalistas para que jueguen sus cartas y así todos podamos ver cuán primitivas son esas ideas.

Estas fueron las ideas que dieron forma a nuestros sistemas sociales y cuando resulte obvio que estos sistemas no están respondiendo a nuestras necesidades, tendremos que volver a examinarlas. La humanidad necesita desesperadamente esta nueva energía de conciencia para sobrevivir a la actual crisis evolutiva, por eso, es ahora que se han descubierto todos estos planetas enanos.

ESCALONES ESPIRITUALES

Me gusta pensar que podemos ver a los planetas enanos como escalones espirituales que nos dirigen hacia la conciencia de Sedna. Son aspectos de la conciencia que debemos desarrollar para llegar allí. Comenzando por el mundo material de Saturno, siguiendo por el camino de la intuición de Urano y el de la visión de Neptuno, estableciéndose con ello un contexto para los escalones del planeta enano: permitiendo la transformación con Plutón; encontrando la pasión y voluntad espiritual de Ixion; haciéndonos parte de la denuncia del soplón, Orcus; desarrollando la devoción de Makemake; pasando por el renacimiento de Haumea; tomando un papel en el liderazgo de Varuna; encontrando nuevas perspectivas con Quaoar e incluyendo la discordia de Eris … Y finalmente llegando a Sedna, que personalmente pienso es el nivel más alto como destino espiritual y conciencia transpersonal.

La conciencia transpersonal puede parecer un concepto extraño para muchos de nosotros y tal vez no sea una recompensa tan atractiva por el arduo trabajo que significa lograrlo, pero para ayudarnos a entender esto sugiero hacerlo a través de James Lovelock, el padre de la teoría de Gaia, que a propósito del cambio climático dijo con optimismo, a sus 89 años: “Ha habido siete desastres desde que los humanos vinieron a la Tierra, muy similar al que está a punto de ocurrir. Creo que estos eventos siguen separando el trigo de la paja. Al final llegaremos a tener un humano en el planeta que realmente lo entienda y pueda vivir con el planeta en una forma que resulte apropiada. Es desde aquí desde donde brota mi optimismo “. (The Guardian Newspaper. 1 de marzo de 2008)

 

Copyright: Alan Clay 2019

Todos los derechos reservados alan@artmedia.net.nz www.sednaconsciousness.com www.dwarfplanetastrology

$